Actua­li­zación COVID-19.  Más información

¿Qué es un sistema de monitoreo de presión de los neumáticos (TPMS)?

Webfleet SolutionsWebfleet SolutionsWebfleet SolutionsWebfleet SolutionsWebfleet SolutionsWebfleet Solutions

Los sistemas de monitoreo de presión de los neumáticos pueden ser una parte fundamental para prolongar la vida útil de los neumáticos. Ayudan a evitar el tiempo de inactividad del vehículo, ya que mantienen la presión correcta de los neumáticos y la seguridad del vehículo en la carretera. Están diseñados para monitorear la presión o la temperatura del aire en los neumáticos y advertirle cuando se detecta algo anormal, como un inflado insufi­ciente.

El sistema de monitoreo de presión de los neumáticos (TPMS) registra la presión de los neumáticos en tiempo real para ayudar a los conductores y los adminis­tra­dores de la flota a gestionar de forma activa el estado de sus vehículos y garantizar que estén operando un vehículo seguro y bien mantenido. En este artículo, se analiza cómo funciona un TPMS, por qué los vehículos lo tienen y cuáles son los beneficios del TPMS.

¿Cómo funcionan los sistemas de monitoreo de presión de los neumáticos?

Webfleet Solutions

¿Cómo funcionan los sistemas de monitoreo de presión de los neumáticos?

Un sistema de monitoreo de presión de los neumáticos se refiere a un sistema instalado en un vehículo que puede evaluar la presión de los neumáticos o la variación de la presión a lo largo del tiempo y transmitir la información corres­pon­diente al usuario mientras el vehículo está en movimiento.

Un TPMS informa datos sobre la presión de aire a los conductores a través de un medidor, una pantalla de pictogramas o una simple luz de advertencia de baja presión en el panel de instru­mentos.

Cuando se utiliza TPMS junto con un software de adminis­tración de flotas en línea, los datos de presión medidos en cada rueda se envían a una nube en línea adminis­trada por el adminis­trador de la flota. En caso de inflado insufi­ciente en los neumáticos, se puede enviar un mensaje tanto al adminis­trador de la flota como al conductor del vehículo para que el neumático se pueda inflar nuevamente.

Los sistemas de monitoreo de presión de los neumáticos se pueden dividir en dos categorías: TPMS directo e indirecto.

TPMS directo

Un TPMS directo controla la presión de aire con sensores físicos, general­mente montados en la rueda. Incluso puede monitorear las lecturas de temperatura de los neumáticos. Un sistema de monitoreo directo de presión de los neumáticos recopila los datos de los neumáticos y los transmite a un módulo de control centra­lizado para su análisis e inter­pre­tación y, luego, los dirige al panel de instru­mentos del conductor cuando la presión de los neumáticos es inferior a lo necesario.

Los beneficios del TPMS directo incluyen lo siguiente:

  • Proporciona lecturas reales de la presión de los neumáticos
  • Es más preciso que un TPMS indirecto
  • Tiene una mayor duración de batería (aproxi­ma­da­mente una década)
  • No es necesario reiniciarlo incluso después de rotar e inflar los neumáticos

Desventajas del TPMS directo:

  • Es más caro que un TPMS indirecto
  • Si la batería se agota, se debe reemplazar todo el sensor
  • Los sensores pueden dañarse durante el montaje o desmontaje

TPMS indirecto

Un sistema de monitoreo indirecto de presión de los neumáticos no mide la presión física, sino que utiliza sistemas basados en software para evaluar y combinar señales de sensores existentes, como la velocidad de las ruedas, el sistema antibloqueo de frenos, los acele­ró­metros y los datos de la transmisión. Cuando el vehículo tiene baja presión en un neumático, la rueda girará a una velocidad diferente a la de otros neumáticos. Esto lo detectará el sistema de software, el cual activará la luz indicadora en el panel de instru­mentos.

Los beneficios del TPMS indirecto incluyen lo siguiente:

  • La velocidad de revolu­ciones de las ruedas mide la presión de los neumáticos
  • Es relati­va­mente económico en comparación con un TPMS directo
  • Requiere menos mante­ni­miento durante el tiempo que un TPMS directo

Desventajas del TPMS indirecto:

  • Si compra un neumático más grande o más pequeño, su medición puede ser inexacta
  • Es necesario restablecer después de inflar cada neumático y después de una rotación rutinaria de neumáticos
  • Es poten­cial­mente poco confiable, ya que los neumáticos se desgastan de manera irregular

¿Por qué los vehículos tienen sistemas de monitoreo de presión de los neumáticos?

Webfleet Solutions

¿Por qué los vehículos tienen sistemas de monitoreo de presión de los neumáticos?

Además de ayudar a asegurar condiciones de conducción seguras, un TPMS ofrece una gestión predictiva de los neumáticos, por lo que se detectan problemas como fugas lentas o presión anormal de los neumáticos antes de que den lugar a repara­ciones costosas o tiempo de inactividad. Cuando un neumático tiene un inflado insufi­ciente, el consumo de combustible suele aumentar. Por lo tanto, mantener el neumático en su presión óptima también ayuda a ahorrar combustible y reducir el desgaste de los neumáticos.

Esto, a su vez, lo ayuda a reducir los costos de funcio­na­miento, mejorar la seguridad en la carretera y reducir su impacto en el medioam­biente. Además, al tener menos posibi­li­dades de averías, hay menos posibi­li­dades de interrupción del servicio.

También se debe tener en cuenta que los sistemas de monitoreo de presión de los neumáticos (TPMS) son algo obligatorio para los vehículos de pasajeros en Europa desde el 2014.

Estás usando un navegador desac­tua­lizado

Actualiza a un navegador web reciente para utilizar este sitio.

Actualizar ahora