Actua­li­zación COVID-19.  Más información

¿En qué consiste el sistema de supervisión de la presión de los neumáticos?

Webfleet SolutionsWebfleet SolutionsWebfleet SolutionsWebfleet SolutionsWebfleet SolutionsWebfleet Solutions

Los sistemas de supervisión de la presión de los neumáticos pueden ser cruciales a la hora de extender el tiempo de vida útil de los neumáticos. Gracias a estos sistemas, se mantiene la presión correcta de los neumáticos y se mejora la seguridad en carretera, lo que ayuda a reducir el tiempo de inactividad. Están diseñados para supervisar la presión del aire o la temperatura de los neumáticos y avisarte de cualquier anomalía, como una presión baja.

El sistema de supervisión de la presión de los neumáticos registra los datos sobre la presión en tiempo real para ayudar a los conductores y gestores de flotas a controlar el estado de los vehículos y garantizar una conducción segura y un mante­ni­miento correcto. A conti­nuación, anali­za­remos el funcio­na­miento de este sistema, sus ventajas y por qué está presente en los vehículos.

¿Cómo funciona el sistema de supervisión de la presión de los neumáticos?

Webfleet Solutions

¿Cómo funciona el sistema de supervisión de la presión de los neumáticos?

El sistema de supervisión de la presión de los neumáticos es un sistema que se incorpora al vehículo y evalúa la presión de los neumáticos, o su variación a lo largo del tiempo, y transmite la información corres­pon­diente direc­ta­mente al usuario que conduce el vehículo.

Este tipo de sistemas ofrece a los conductores datos sobre la presión del aire mediante un medidor, una pantalla de pictogramas o una luz de aviso de presión baja en el dashboard.

Al combinarlo con un software de gestión de flotas online, los datos de la presión de los neumáticos se envían a un servidor en la nube adminis­trado por un gestor de flotas. Si la presión de alguno de los neumáticos es demasiado baja, se enviará un mensaje tanto al gestor de flotas como al conductor para volver a inflarlo.

Los sistemas de supervisión de la presión de los neumáticos se pueden dividir en dos categorías: sistemas directos y sistemas indirectos.

Sistemas directos de supervisión de la presión de los neumáticos

Este tipo de sistemas controlan la presión del aire a través de sensores de hardware instalados en las ruedas. Asimismo, también ofrecen lecturas sobre la temperatura de los neumáticos. Un sistema directo de supervisión de la presión de los neumáticos recopila datos sobre estos, los transmite a un módulo de control central para su análisis y, a conti­nuación, los envía al dashboard del conductor cuando la presión no es la correcta.

Ventajas de los sistemas directos de supervisión de la presión de los neumáticos:

  • Ofrecen lecturas de la presión de los neumáticos
  • Son más precisos que los sistemas de supervisión indirectos
  • Poseen una batería de mayor duración (aproxi­ma­da­mente diez años)
  • No es necesario restablecer el sistema cada vez que los neumáticos rotan o se inflan.

Desventajas de los sistemas directos de supervisión de la presión de los neumáticos:

  • Son más caros que los sistemas de supervisión indirectos
  • Si la batería se agota, es necesario reemplazar todo el sensor
  • Los sensores pueden dañarse durante la instalación/desins­ta­lación

Sistemas indirectos de supervisión de la presión de los neumáticos

Un sistema indirecto de supervisión de la presión de los neumáticos no mide la presión física, sino que utiliza sistemas basados en software para evaluar y combinar otras señales de los sensores, como información referente a la velocidad de las ruedas, el sistema antibloqueo de frenos, los acele­ró­metros y la transmisión. Si la presión de un neumático es demasiado baja, este girará a mayor velocidad que el resto. En estos casos, el sistema de software detecta la anomalía y activa la luz de aviso del dashboard.

Ventajas de los sistemas indirectos de supervisión de la presión de los neumáticos:

  • El cálculo de la presión de los neumáticos se basa en su velocidad de rotación
  • No son tan caros como los sistemas de supervisión directos
  • Requieren menos mante­ni­miento a lo largo de los años que los sistemas de supervisión directos

Desventajas de los sistemas indirectos de supervisión de la presión de los neumáticos:

  • Al adquirir neumáticos de dimensiones distintas, no ofrecen el mismo nivel de precisión
  • Es necesario restablecer el sistema cada vez que se inflan y se rotan los neumáticos
  • No son demasiado fiables a la larga, ya que cada neumático se gasta de forma desigual

¿Por qué los vehículos cuentan con sistemas de supervisión de la presión de los neumáticos?

Webfleet Solutions

¿Por qué los vehículos cuentan con sistemas de supervisión de la presión de los neumáticos?

Además de mejorar la seguridad durante la conducción, este tipo de sistemas propor­cionan una gestión predictiva de los neumáticos, lo que permite detectar problemas como fugas lentas o anomalías en la presión antes de que desemboquen en costosas repara­ciones o en tiempo de inactividad. Además, si la presión de inflado de los neumáticos no es la correcta, el consumo de combustible es mayor. Por lo tanto, mantener una presión adecuada también permite ahorrar combustible y reduce el desgaste de los neumáticos.

Esto, a su vez, ayuda a reducir los costes de funcio­na­miento, mejora la seguridad en carretera y reduce el impacto medioam­biental. Y al reducir el riesgo de averías, también se evita la posible interrupción del servicio.

Por último, no conviene olvidar que en Europa, desde 2014, es obligatorio que los vehículos de pasajeros dispongan de un sistema de supervisión de la presión de los neumáticos.

Estás usando un navegador desac­tua­lizado

Actualiza a un navegador web reciente para utilizar este sitio.

Actualizar ahora