Descubre la revolución de las carreteras eléctricas

El año que viene Alemania inaugurará sus primeras carreteras eléctricas, o eHighways, con el fin de reducir las emisiones de los vehículos industriales que se usan para el transporte de mercancía de larga distancia. Se trata de carreteras que posibilitarán que vehículos híbridos y eléctricos puedan circular aprovechando la energía que le ofrece la vía, en vez de gastar la que acumula en sus baterías. O lo que es lo mismo, se aumenta la autonomía del camión, uno de los grandes problemas que impiden que muchas compañías apuesten por vehículos eléctricos.

Pero Alemania no es el primer país en apostar por este tipo de infraestructuras. De hecho, en Suecia se ha venido poniendo en marcha proyectos de carreteras eléctricas desde hace dos años y Reino Unido ha hecho sus propias pruebas. Fuera de Europa, China también ha inaugurado su autopista eléctrica.

Cómo funcionan las eHighways

Hay distintas fórmulas. Algunos fabricantes han apostado por tecnologías de inducción que permiten realizar la transferencia de electricidad de forma inalámbrica, como en Reino Unido. En el caso alemán, sin embargo, se ha optado por líneas eléctricas aéreas a las que se conectarán los camiones mediante un mecanismo específico. Otros países han optado por instalar raíles en la carretera, que suministrarán la energía a los camiones.

En el caso del tendido aéreo, el proceso de conexión y desconexión se realiza mediante un colector de energía situado en la parte posterior de la cabina y que se engancha al cableado situado en el carril derecho de la autovía. Para conectarse y desconectarse no sería necesario parar, y, durante el tiempo que estuviese en dicho carril, no gastaría ni energía ni combustible propio.

En el caso de los vehículos con carga mediante inducción, el proceso sería aún más sencillo, ya que no haría falta conectarse físicamente a ningún dispositivo, sino que se haría de forma automática cada vez que se circulase por un carril eléctrico. La tecnología necesaria se incluiría en la base del vehículo y no se apreciaría a simple vista.

En el último supuesto, los camiones recibirían energía mediante un brazo articulado que se conectaría a los raíles igual que el Scalextric. Tan solo tendrían que situarse encima del raíl y el dispositivo se conectaría a la vía.

Pros y contras de las carreteras eléctricas

En realidad deberíamos hablar de beneficios y costes. Los beneficios son varios: las emisiones de gases contaminantes debido al transporte de mercancías se reducirían drásticamente, algo importantísimo en uno de los sectores que más responsabilidad tiene de cara a reducir el impacto en el medio ambiente.

También se evitaría el temido “pánico de autonomía”, es decir, quedarse sin electricidad en medio de la carretera y sin una central de recarga próxima y no poder continuar viaje. De la misma manera, sería una forma de complementar las baterías de los fabricantes, que, aunque cada vez permiten recorrer más kilómetros, siguen sin ofrecer lo que la industria necesita.

El principal problema de las carreteras eléctricas es su coste. Las entidades suecas comentaron en su momento que cada kilómetro de calzada, en este caso con tendido eléctrico aéreo, cuesta en torno al millón de euros. Y esto no es nada en comparación con las autopistas eléctricas por inducción, cuyo gasto alcanzaría los 3 millones de euros por kilómetro.

En un futuro no muy lejano veremos qué modelo predomina y dónde nos guiarán estas nuevas vías.

Te recomendamos que conozcas la gama de GPS para camiones de Webfleet Solutions, que te ayudará a seguir las mejores rutas específicamente para este tipo de vehículos.

Y si te interesa saber más sobre tendencias de futuro y sobre coches eléctricos, te animamos a que leas los siguientes posts:

Subscribe to the WEBFLEET Blog

Sign up for monthly news and tips to improve fleet performance. You can unsubscribe at any time.

Please provide a valid email address.
Please choose the type of industry.

Your personal data is safe with us. See our privacy policy for more details.

Vaya, no se han encontrado resultados.

Cargando

Buscar en el blog

Movilidad eléctrica